El edificio

La imponente silueta del Auditorio y Palacio de Congresos El Batel constituye una revolución arquitectónica para Cartagena.

Silueta del Auditorio

Este vanguardista edificio encuentra sus referentes en las tradiciones marineras de la ciudad. Su ubicación junto al puerto y el mar marca su diseño.

La vista exterior está protagonizada por líneas rectas, similar a los contenedores de los barcos apilados en el muelle, a la rectitud del cantil del puerto y a la calma del mar que le rodea.

Los innovadores materiales utilizados, de fabricación autóctona, se usan por primera vez en la fachada de un edificio y permiten crear espacios luminosos que le aportan al interior una gran ligereza.

Su compleja estructura, caracterizada por la ausencia de pilares, crea un interior de grandes espacios diáfanos y un efecto liviano, que recuerda la ingravidez del fondo del mar.

El Auditorio junto al Puerto El Auditorio junto al Puerto

El interior es un espacio ligero, translúcido y delicado que se comunica entre sí mediante un auténtico paseo de suaves rampas que permite el recorrido por todo el edificio.

La grandiosidad y luminosidad de los espacios hacen del Auditorio y Palacio de Congresos El Batel un edificio etéreo, que transmite al visitante la armonía y serenidad del mar en calma.

El entorno del edificio, acondicionado con tablones de abeto y variada vegetación, conforma un espacio de ocio que permite disfrutar del paseo marítimo.

Interior del Auditorio Exterior del Auditorio en tablones de abeto

Planos del Edificio

Ver plano de la planta baja Ver plano de la primera planta
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
This page is also available: English